En un mundo donde se confunden el universo interno y el externo, las fuerzas de lucha continua entre lo negro y lo blanco, solo nos queda brillar con la luz propia del polvo de estrellas con el que hemos sido creados.

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.